Cita previa: 619 70 34 31
Cita previa: 619 70 34 31

Primera consulta en reproducción asistida

Primera consulta reproducción asistida

Consulta con un especialista en Reproducción Asistida

Tras un periodo de meses (o incluso de años) intentando conseguir un embarazo o que el embarazo en marcha no se detenga, llega un momento en que, si no se alcanza el objetivo, hay que consultar directamente al especialista en Reproducción Asistida, al médico general o al ginecólogo/a que nos lleve de forma habitual, para que nos remita al especialista de referencia.

No es fácil tomar la decisión de consultar ya que, por un lado, los pacientes habitualmente no suelen tener patologías que les den una explicación de la dificultad que están presentando y, por otro, muchas veces los pacientes tienen familiares, amigos o conocidos que han conseguido gestación sin aparente dificultad, lo que provoca también retraimiento para iniciar la búsqueda de las posibles causas y soluciones.

A todo lo comentado se añade la presión extra a la que los pacientes se exponen o se someten al ver pasar el tiempo y comprobar que el proyecto reproductivo que se han propuesto no se culmina, lo que añade un estrés nada despreciable a la experiencia que están viviendo los pacientes. Este suele ser el contexto, en general, en el que muchas de las parejas o pacientes llegan a nuestra consulta para conseguir el embarazado tan deseado.

Tranquilidad y confianza

Como es lógico, en primer lugar, debemos transmitir a los pacientes el máximo de tranquilidad y de confianza posible y la seguridad de que vamos a estudiar el caso con el mayor interés y profesionalidad. Esto permitirá, en la mayoría de las ocasiones, poder conseguir el embarazo y la posterior gestación evolutiva, que culminará con la llegada del tan deseado bebé.

A veces el camino es algo complicado y puede alargarse por circunstancias que van surgiendo, producto de las pruebas que se van realizando o incluso de los tratamientos realizados que no hayan tenido éxito. Por lo tanto, siempre hay que estar preparados para mantener el ánimo y el impulso, dosificar fuerzas y tener la ilusión y la energía para ir cubriendo etapas que nos permitan alcanzar la meta deseada.

A día de hoy, la Medicina Reproductiva ha tenido, y tiene, enormes avances, por lo que vamos mejorando los porcentajes de éxito en los ciclos que se van realizando. También es importante que los pacientes sean conscientes de que actualmente no somos conocedores de todos los mecanismos implicados en el proceso reproductivo. Siguen existiendo aspectos desconocidos en este campo de la reproducción asistida. En algún casos, por tanto, podría no alcanzarse la resolución del proyecto reproductivo que se plantean los pacientes.

¿Cómo se desarrolla una primera visita?

En una primera visita reproductiva vamos a repasar, en primer lugar, los antecedentes personales y familiares de los pacientes implicados y analizaremos en profundidad las características de cada paciente. A partir de estos datos, y de los que puedan aportar los pacientes en esta primera visita, se solicitarán las pruebas adicionales que podamos necesitar para reunir el máximo de información sobre el caso, lo que nos permitirá exponer de qué forma vamos a plantear la resolución. 

En el caso de las mujeres, a parte de una analítica sanguínea general (Grupo sanguíneo y Rh, serologías, hemograma, hemostasia, bioquímica, hormonas tiroideas y vitamina D), habrá una analítica específica de las hormonas de su ciclo menstrual, que nos permitirá evaluar su reserva ovárica en cuanto a cantidad, así como valorar la funcionalidad ovárica.

Otra de las pruebas que realizar a la mujer va a ser una ecografía transvaginal, que nos permite evaluar el útero y los ovarios. Así podremos realizar un contaje del número de folículos (estructura en el ovario que contiene el óvulo) de cada ovario para ir teniendo información sobre la reserva ovárica.

Finalmente, en ocasiones, y dependiendo de la edad de la mujer, de su reserva ovárica, de los resultados de la pareja en caso de tenerla, o del tipo de ciclo que nos vayamos a plantear, solicitamos la realización de una prueba radiológica, llamada Histero-Salpingo-Grafía (HSG). La HSG nos aporta información de la presencia de defectos en el interior de la cavidad uterina, pero, sobre todo, nos informa sobre la permeabilidad de las trompas uterinas, y por tanto de la posibilidad de emplear una técnica de reproducción asistida como es la Inseminación Artificial si las trompas son permeables.

En el caso del varón, procederemos a una analítica sanguínea general (Grupo y Rh, Serologías, Vitamina D) y a una analítica hormonal específica (FSH, estradiol y testosterona), que nos aporta información sobre reserva testicular.

Al varón también se le solicitará un Espermiograma (requiere de 2-5 días de abstinencia) para valorar número, movilidad progresiva y morfología de sus espermatozoides. El Espermiograma también aporta información sobre vitalidad espermática, presencia de anticuerpos anti-espermatozoides (MAR Test) y un REM (Recuento Espermatozoides Móviles progresivos) que nos informará sobre la conveniencia del tipo de técnica de reproducción asistida a emplear.

A su vez, dependiendo del tipo de técnica, también es altamente recomendable la realización de un Cariotipo en sangre a los pacientes implicados. Nos ofrece información sobre la normalidad en el número de cromosomas (órgano en la célula que contienen los genes) y en la estructura de los mismos. 

Si tras 6 meses de relaciones sin protección no hay embarazo y la edad de los futuros padres es de más de 35 años, os animamos a solicitar una primera visita con el especialista de reproducción asistida. Un plazo que se puede alargar a 12 meses si la edad de los padres es menor y no existen otras circustancias extra.

Nota importante

Mantenemos todas las recomendaciones de seguridad comentadas anteriormente en nuestro blog. Es obligatorio el empleo de mascarillas de seguridad, al estar sentados a menos de 2 metros en la entrevista con los pacientes, y al ser posible la transmisión aérea de la COVID-19. Sigue siendo altamente recomendable el uso de gel hidroalcohólico antes de entrar a la consulta. Además, realizamos una limpieza permanente del local con productos viricidas y empleamos material desechable en cualquier exploración. Os recordamos, asimismo, que actualmente el embarazo no está contraindicado por ningún organismo sanitario europeo.